viernes, 14 de julio de 2017

Cuentas claras

Tampoco me importa el mío
No. No me importa tu pasado ni el mío desde lo individual. Pero sí me importa, y mucho, nuestro pasado colectivo, nuestros orígenes, nuestra historia...
Y es por eso que, cíclicamente, siento una gran melancolía por esa pequeñita ciudad, cuasi aldea, a la que vine a vivir con la ilusión puesta en este confín conocido como "fin del mundo". Y un poco, era eso... ¿Y hoy? ¡Hoy "tenho saudades" de ella! y disculpen que lo diga en portugués, pero me identifico más con esa manera de decirlo que, siento yo, es mas potente que decir "me anostalgio" o siento nostalgias de...
Y no soy una negada al progreso. De ningún modo. Pero...No cabe en mi que para progresar, haya que destruir. Y eso es lo que pasa en mi ciudad. La misma situación, digo yo, que sucede con los cambios de gobierno. El que llega "borra de un plumaso" todo lo hecho por el gobierno saliente. Lo bueno y lo malo. ¿Porqué no tomar y aceptar los aciertos y modificar los desaciertos? ¡Uf! otra vez dispersándome hacia otro tema, así que mejor vuelvo a lo que intento decir hoy.
Y viene a cuento, porque vi en un programa local de la televisión pública, al arquitecto Leonardo Lupiano hablando y mostrando fotos en relación a lo que fue, y lo que es hoy la edificación en Ushuaia.
Es un tema que da para mucho, y que tengo ganas de elaborar con mas tiempo y orden. Hoy no puedo. Estuve horas ensimismada en cada foto y cada recuerdo y ahora estoy a un ratito nomás de publicar y con mis emociones a punto de hacer volar mi cerebro y mi corazón.
Entonces solo voy a mostrar algunas fotos, tomadas de las imágenes de google, como para empezar a delinear mis sentires en este aspecto.
¿Cómo no conservaron el casco histórico respetando la linea de construcción que dio origen a esta ciudad? Yo entiendo que todo cambia..Pero, por ejemplo, donde antes estuvo el "Hotel Mafalda", en la esquina de San Martín y Yaganes, hoy se levanta un edificio que, de momento, es sede del Superior Tribunal de Justicia. ¿No podrían haber reciclado el antiguo edificio conservando su estilo ?
En la foto en blanco y negro, la casa con el balcón era el "Hotel Mafalda" y espero, para la próxima, encontrar una foto mas nueva donde se lo pueda ver en color y de frente.
¡Y ni hablar de lo que hicieron con esa aparatosa construcción del casino! ("La tanga", le decimos los que no comprendemos ni nos gusta para Ushuaia ese estilo arquitectónico) justo justo enfrente a la Bahía. Se levanta allí sin ton ni son, rompiendo el equilibrio visual y de "aldea del fin del mundo". Pero este tema del casino también, me parece, merece un capítulo aparte.
Y la casa original, por suerte, al menos fue rescatada siendo hoy sede del Colegio de Arquitectos, y desde allí trabajan mucho en esto de conservar el patrimonio. 
Lo mismo sucedió con la "Casa Beban", y otras construcciones originales que, ante su inminente demolición, distintas organizaciones trabajaron para trasladarlas y reciclarlas.
La reconstrucción de esta casa fue realizada por el arquitecto Francisco Arqueros, amigo personal, allá por el 1993.
Con esto les dejo a "vuelo de pájaro" una muestra de lo que, según mi parecer, sí tenía aires de "fin del mundo" y ese era el plus más importante de atracción turística para  el mundo entero. Y dejo planteada también la dualidad "avances y retrocesos" o "modernismo versus historia". Espero comprendan mis decires, habida cuenta que no me resulta fácil poner en palabras mis emociones. 
Gracias por pasar por aquí. Espero opiniones, críticas y halagos también ¿Vale? Hasta el viernes próximo. Buena vida y BUENA VIBRA
  Lu
Frases :
“El progreso no consiste en aniquilar hoy el ayer, sino, al revés, en conservar aquella esencia del ayer que tuvo la virtud de crear ese hoy mejor.” 
José Ortega y Gasset
Sólo el desarrollo armónico y congruente de un grupo humano constituye un progreso cierto. Porque cuando el desarrollo obedece a una importación imprevista, súbita y transitoria, su nombre es otro. Es colonización” 
Jaime Torres Bodet
Los indígenas estamos dispuestos a combinar tradición con modernidad, pero no a cualquier precio
Rigoberta Menchú 
Yo quiero que las culturas de todo el mundo soplen sobre mi casa tan libremente como sea posible. Pero me niego a ser barrido por ninguna de ellas”.
Mahatma Gandhi 
Acá no zafás: 
(por eso  me hice “bloggera”, para publicarme... ¡así que leé la entrega Nº 246 de la suelta de mis letritas)
Cuentas claras
Como 
huellas en la nieve
o como nubes viajeras
como castillos de arena
o tormentas veraniegas
solté amarras al recuerdo
del amor rompecabezas
que no pude construir
porque
sobraba una pieza...

El amor no es matemática
por eso no me importaba
que al sumar tu amor al mío
la ecuación no fuera exacta.

Pero un día comprendí
que de dos una sobraba
y para cerrar tus cuentas
a mi siempre me restabas
lloré un poco
grité mucho
levé anclas
y partí...

Ya no me esperes...
yo no te espero
esa es la diferencia
Las cuentas ahora son claras
y es para siempre mi ausencia.

4 comentarios:

Carmen Troncoso dijo...

Que lindo poema Lu, me ha emocionado, un abrazo cariñoso!

jfbmurcia dijo...

Escribes en tantas direcciones que es difícil concretar con un comentario que no precise de varias páginas, más aquí lo tienes...qué mejor comentario que el de mi amistad. Un abrazo hasta el fin del mundo. Saludos.

RECOMENZAR dijo...

Cuanta historia !!!!!Maravilloso recorrer con tus palabras los momentos
de lo vivido
de tus momentos
en tu maravilloso pensar
Un abrazo desde el mar mi querida

Tesa Medina dijo...

Por mi aspecto exterior y mi manera de ser me podrían clasificar de "moderna" y lo soy siempre que esa "modernidad" no signifique cargarse la belleza natural de un lugar, construir pensando más en el beneficio a corto plazo que en la armonía y el beneficio de conservar esa maravilla a largo plazo. De integrar el progreso sin estropear la cultura y tapar o cargarse directamente el paisaje.

En nuestra España del pelotazo y la burbuja inmobiliaria se han hecho salvajadas parecidas o peores a lo que nos cuentas de tu amada ciudad, Lu.

A mi me duelen, y me enojan, también esa moda de pagar a un arquitecto de "renombre" y dejar que haga lo que le venga en gana sin tener en cuenta el "alma" del lugar ni el entorno.

Qué horror ese "tanga" si hubiera algo de razón pululando por ahí deberían inhabilitar para siempre a las autoridades que lo permitieron y al/los diseñadores que lo pergeñaron.

Una mejora en España bien hecha es la de la Ría de Bilbao con el Museo Guggenheim

Un sobresaliente para ese proyecto que convirtió una ría fea y gris en desuso en un hermoso paseo con el premio final de ese edificio impresionante y armónico con el pasado industrial de la ciudad, y hoy un centro de Cultura que enamora.

-------

El amor no es matématicas, Lu, que bien lo cuentas y el desamor tampaco, aunque como bien rematas esa hermosura de poema... en el desamor las cuentas, al final, quedan claras y muchas veces sin posibilidad de enmienda.

Me quedo con la frase de Gandhi, que sople la esencia de todas las culturas sobre mí, que me rocen, que me enseñen, que me rodeen, pero que no se me imponga ninguna.

Si la ambición y el beneficio campan a sus anchas, los paisajes, los reales y los mentales, se rompen.

Me asusta llegar a una ciudad y ver las misma tiendas, cadenas, restaurantes, los mismos desmanes... Me produce desasosiego, como si estuviera en un episodio de aquella inquietante serie de los años 60 "The Twilight Zone"

Un abrazo, Lu