jueves, 30 de junio de 2011

Presagios

Tampoco me importa el mío
Y por eso hoy, solamente se me ocurre pensar en la fracesita cotidiana: "¡que frío!" ... "¡QUÉ FRÍOOOOO!"... "¡¡Hace frío!!" ..."Che, ¿allá hace frío?" ..."¡huyyyy qué frío!!" y otras muchas similares.
Y sí, pienso, ES INVIERNO...¿qué temperatura debería hacer? y caigo en la cuenta de que muchos argentinos y argentinas deberían vivir en un país de clima tropical, porque pareciera que no soportan el frío, o que recién ahora lo descubren, o que antes en sus respectivas ciudades de residencia, no hacía frío...
En fin, que estuve en Buenos Aires (Ciudad autónoma y conurbano) en Gualeguaychú (Entre Ríos) en Rosario (Santa Fé), y en 25 de Mayo (Buenos Aires) y en toditos esos lugares tuve tanto frío como en Ushuaia, usé siempre mi campera de abrigo, la misma que uso en mi lugar de residencia, y que los poco días (apenas 2 o 3) que subió un tanto el termómetro, la humedad era insoportable, y todas las gentes se quejaban entonces con frases al estilo de:"Uf que humedad" "Está pesado hoy"..."va a haber tormenta"...."tengo manos y pies hinchados"...
Y otro dato: siempre gris y lluvioso (igual que en Ushuaia) con excepción de Guale, donde si bien mis amigas y yo estuvimos ateridas, al menos pudimos disfrutar de 3 fantásticos días de sol.
Total que al cabo de dos semanas de "yirar" por allí, ya quería volver a mi casita...y tuve tiempo de pensar, a pesar del frío, que es una suerte vivir en la "Ciudad más austral", ya que al menos, zafamos de estar todo el verano diciendo: "Qué calor"..."Insoportable" "¿Sabés  cuántos grados hacen?" ¡Esto es un horno" y otras muchas frases por el estilo....
Y como siempre, gracias por leer mi blog, y por compartir lo que quieran.Espero opiniones, críticas y halagos también ¿Vale?
¡Hasta el jueves próximo!  Buena vida
.
  Lu
Acá no zafás
(para eso  me hice “bloggera”, para publicarme...¡así que leé la entrega Nº  20 de la suelta de mis letritas)
PRESAGIOS
Al fin asomó el sol inundando de colores el paisaje, cual paleta de pintor amanecido.
Cielo y Bahía, Bahía y cielo se confunden en esa sutil línea llamada horizonte, y mis huesos, mi alma, mi piel y todo mi ser, perdido en contemplar tal maravilla, inspirando y exhalando, renovando la energía, contemplando y volando más allá de mis propios límites.
De pronto, algo me devuelve a la realidad, un golpe seco y fuerte en mi pie izquierdo que empieza a doler, bajo la vista entonces y lo veo. Un regordete y odioso enano de jardín, que sin duda alguien arrojó -o me arrojó- como arrojando una vida de rencores y olvidos.
Calmo el amanecer, nadie a la vista, pareciera que solamente el enano y yo habitáramos este espacio infinito. Un perro ladrando aparece entonces, desde un jardín que lo tiene prisionero, como delatando al culpable. Movimiento de flores, y ruidos de pisadas desparramando hojas es todo lo que puedo entrever.
Sigo caminando, miro el cielo que ya es otro cielo, diviso nuevos colores, nuevas formas, trato de poner allí todos mis sentidos, pero inevitablemente me distraigo pensando en el enano. Camino casi sin querer hasta la orilla, y decido acostarme en la estrecha playita donde algún improvisado pescador tira la línea.
Cierro los ojos, y trato de meditar. Inspiro, exhalo...pierdo la noción de lugar y tiempo...inspiro exhalo...varias imágenes indefinidas se atropellan y pretenden ganar espacio en mi mente...inspiro...exhalo...
Algo golpea mi cabeza, abro los ojos y sobresaltada me incorporo como puedo. Estoy un tanto mareada, observo a mi alrededor, el pescador ya no está, a lo lejos, pasan algunos vehículos: transporte escolar, colectivos... Giro un poco y allí, sobre las piedritas y caracoles, a pocos metros... ¡Un regordete y odioso enano de jardín!  Sin dudas alguien arrojó -o me arrojó- aquel enano, como el de hace un rato, unos cuantos metros más allá.
Empiezo a inquietarme, no veo a nadie, agudizo mi vista y por allí, unas huellas de pies descalzos que se pierden detrás del espigón del Club de Actividades Subacuáticas. De pronto, los ladridos de algún perro, que no logro divisar, provenientes del mismo sector por el cual se pierden las huellas de los pies descalzos
Miro la hora...faltan 15 para las 8...
Mejor me voy, estoy intranquila, no me parece casual...dos enanos golpeándome, silencio y ausencias... ¿De que se trata? Intento no pensar en ello. Camino de prisa el par de cuadras que me separan de mi coche, me siento segura dentro de él, arranco y en 2 minutos apenas estoy en el hospital.

-Buenos días doctora, llegó temprano hoy. -
-Buenos días Daniela, si... voy a tomar un café. ¿Preparaste mi agenda?-
-A las 8:30 llega su primer paciente, es para una primera entrevista, lo derivó el Doctor Miranda-.
-¿Hay diagnóstico? -
-En sobre cerrado...Lo dejé en su escritorio-.

Cafecito humante para alejar malos presagios, Malena Urrutia, doctora en psiquiatría, abre el sobre y a medida que lee el informe de derivación de su nuevo paciente frunce el ceño, y su rostro adquiere un rictus de preocupación.
El teléfono la sobresalta, es Daniela, preguntando si ya puede hacer pasar al nuevo paciente. Que lo nota tenso, que mejor no lo haga esperar; dice.

Abre la puerta del consultorio la Doctora Urrutia, y lo primero que ve, antes aun que la mirada furibunda y perdida del señor que acaba de entrar, son sus pies descalzos...
Y ya no puede ver más...
El paciente aquel, sacó un regordete y odioso enano de jardín de entre sus ropas y, como queriendo arrojar muy lejos una vida miserable, una soledad devastadora y llena de olvidos, se lo arrojó a la Doctora,  propinándole un certero golpe en la cabeza.
                                                                                                         Lu 2009

jueves, 23 de junio de 2011

Hoy: 2 estilos

Tampoco me importa el mío
Y por eso hoy casi no voy a escribir, ya que en la víspera de publicar mi nueva entrada, no logro concentrarme para hacerlo. 
Estoy levantada desde las 4:45de la madrugada habida cuenta que el martes, a las 23 hs, me confirmaron que podría viajar, el miércoles 22, en un vuelo que saldría de Ezeiza a las 8 de la mañana. De más está decir que estaba varada en Bs As, y demás estaría también contar en este momento los dimes y diretes que pasé hasta conseguir ese vuelo. 
Lo cierto es que, por  inconvenientes técnicos que se suscitaron una vez cerrada las puertas de la aeronave, no salimos del aeropuerto hasta pasada las 10 hs. Así las cosas, llegué a Ushuaia a las 13:25 y tuve que esperar mi equipaje por más de media hora. Finalmente, cuando pude llegar a mi casa eran las 14:30. Entre almuerzo, conversaciones con hiji para ponernos al tanto de todas las novedades, media hora de siesta, apenas me quedó tiempo para una ducha veloz y partir al taller literario, al que asisto lo miércoles de 18 a 20 hs en la Biblioteca Popular Sarmiento. Luego, compras para el momento en el super y vuelta a casa. Por fin, siendo las 21 hs, logro sentarme en la PC a preparar mi nueva entrada y...Adivinen qué! Speedy no funciona!!! No puedo abrir ninguna página!!! Llamar al 0800 y todo lo que ello implica (usuarios de speedy sabrán de qué hablo) con el agravante de que me atendió un tal MARTÍN, va en mayúsculas para que recuerden ese nombre y por las dudas, (si tienen la mala suerte de tener que comunicarse ustedes con Speedy), si los atiende un tipito con ese nombre, corten y llamen de nuevo. Éste Martín que me tocó por azar en este difícil día, empeoró la situación ya que me cambió la configuración y luego ni siquiera aparecía mi nombre de usuario en la red, como para poder conectarme. 
Por suerte, llegó Agustina, (yo estaba como Carmen Maura en la película de Almodóvar de 1988) y, luego de 15 minutos más, logró, con el nuevo operador que me había atendido, que internet vuelva a funcionar. Pero...SOLO PUEDO CONECTARME CON LA NETBOOK!! En fin, peor es nada -me digo-, y me doy cuenta que estoy empezando a resignarme a los malos tratos de la tecnología...
Como "recompensa" a esta mala onda de mi intro, les ofrezco 2 nuevas publicaciones, 2 estilos diferentes, uno que ya conocen, y uno que me caracterizó hace muchos muchos años y que espero retornar de a poco y pasito a paso.
Por cierto, ya es jueves 23, pues mi netbook me indica que son las 12:21 am, pero una vez más, contra viento, marea, cenizas y speedy acá estoy por y para ustedes, lectores y lectoras de mi blog.
Gracias por leerme, hasta el jueves próximo y Buena Vida!  
  Lu

La frase para mirarse hacia adentro:
Si no has de cambiar de ruta,   porqué has de cambiar de guia?
                                                                                                    Antonio Porchia
                                                     Acá no zafás
(para eso  me hice “bloggera”, para publicarme...¡así que leé la entrega Nº 19 de la suelta de mis letritas)
Imágenes del alma
Allí, en algún lugar de la habitación, en la penumbra lo vi. Frío y enorme, presente de todos los tiempos, pasados devenidos en presentes, imágenes surgiendo desde su profundidad y desfilando ante mi vista.
¿Imágenes desfilando o yo desde el fondo del espejo recordando?
La noche fría cortaba mi rostro, el viento se colaba por todos los rincones y aquella imagen que jamás se desvanecía.

Ulular de sirenas, blancos guardapolvos, guantes descartables, máscaras de oxígeno preguntas que no puedo contestar, palabras sueltas.
No sabemos porqué...Avisaron a emergencias.
Ya llegamos a la guardia...Tranquila...Va a estar bien.
¿A quien llamamos?... ¿Tiene documento?
Preparen el quirófano.
Luces, luces y más luces...Voces como ecos...ecos que se alejan...se pierden...no oigo nada...
Dolor, mucho dolor, rojo el río de mis venas y la sangre manchándolo todo inclusive aquel trozo de espejo, mudo testigo de la locura, que quedó aferrado a mi mano.
LU/ oct. 2009
                                                                          Escaparate
Se eleva la mano
danzarina
y desde aquel escaparate
llueven sonidos 
lluvias de colores 
y soles
Se juntan
se acomodan
gimen,
y ahora ríen
las voces aleladas
                       Lu/ 30-05-2011

jueves, 16 de junio de 2011

Pulseada con la muerte

Tampoco me importa el mío
Y por eso hoy traigo desde el rincón donde se generan los recuerdos, a DON ANTONIO JAZZ BAR...
Cuando llegué a Ushuaia, en febrero del 83, ya había adquirido su popularidad este maravilloso Pub de vanguardia, que surgió en el año 82, y estaba ubicado en la esquina de 9 de julio y Maipú. 
Qué decir de este reducto ruidoso, amigable, divertido, en aquella Ushuaia de los 80, en que la mayor parte de la población teníamos entre 20 y 35 años y el pueblo era "nuestro" Este lugarcete donde nos juntábamos lo jóvenes y nos reconocíamos, nos amigábamos, nos enamorábamos y nos desenamorábamos. Donde de repente podían estar cantando los Zupay (cuarteto memorable sin lugar a dudas) codo a codo con nosotros. Don Antonio nos contenía y nos conteníamos.
Era un "descontrol controlado" que acababa siempre con todos bailando sobre las mesas y la pobre gente que se hospedaba en el Onas, tirándonos agua porque no podían dormir y en general los allí alojados eran operarios que tenían que salir a las 5 de la mañana para las fábricas, y entonces una joven llamada Alicia que era muuy graciosa cantaba "Gotas de lluvia sobre mi cabeza"y más ruidosos todos y más goteras en el techo de Don Antonio...
No hubo ni hay otro lugar igual, y no creo que tenga que ver con el paso de los años,  con idealizar los recuerdos, con etapas de vida...Cuando lo cerraron, nos quedamos a la deriva, íbamos a otros bares que surgían ante el espacio vacío, pero ya nunca volvimos a sentir lo mismo, y de a poco todos y todas fuimos armando nuestras vidas, (y desarmándolas también) y estoy segura que a más de una o uno que lea este post y que haya pisado en noches de bohemia Don Antonio, en este momento se le está piantando un lagrimón...   
¡Que tarjeta de presentación!
Réplica vista de otro ángulo
Réplica en cerámica 
 
Foto fiel si las hay de aquel Don Antonio, cedida gentilmente por Francisco Arqueros, socio fundador de este PUB de avanzada que supimos tener

Gracias por leer mi blog, hasta el jueves próximo y ¡Buena vida!
LU
                                                        La frase para mirarse hacia adentro:
La tierra es suficiente para todos pero no para la voracidad de los consumidores                                                               Isla con palmera                               Mahatma Gandhi
Acá no zafás
(para eso  me hice “bloggera”, para publicarme...¡así que leé la entrega Nº 18 de la suelta de mis letritas!) 
Pulseada con la muerte
Nevó durante toda la tarde. Cuando al fin paró un poco, salí a la calle. Entendí en ese preciso momento que no había forma de que caminara sin dejar huellas. Me encontrarías...

Entonces apareció entre brumas, oliendo a madreselvas, a jazmines, a verano. Y desdibujó la nieve, el gris, la montaña. De repente y así como así nomás,  brilló el sol, reverdeció el campo, y corrió cristalino aquel  río provinciano. Nuevamente empezaba a tener colores,  la paleta de cada uno de mis días.
Apareció simplemente y me rodeó con su abrazo cálido rememorando atardeceres de ideales, de revolución, de lucha...
Apareció creo, para demostrarme que lo cotidiano tiene su encanto y que eso es lo importante de cada día, para recordarme que la vida es breve y bella y que por lo mismo, nosotros, los pasajeros del tiempo tenemos el deber de gastarla en gozo.
Tomé las riendas de ese carromato, y etérea casi, se alzó mi mano a modo de ¡adiós! y nuevamente...¡Hola! , y casi en un susurro dije ¡Gracias! 
Miré hacia atrás y supe que las huellas fueron efímeras, tan efímeras como la nieve.
Sonreí entonces antes de dormirme nuevamente con ese sopor que te produce la anestesia, pero aún me pareció oír a los médicos diciéndole a mi hija:
“Es fuerte tu madre, no podría explicártelo con rigor científico, pero va a estar bien, sobrevivirá y tal vez puedas hablar de milagros...”Entendí entonces, que esta vez tampoco podría encontrarme: ¡una vez más, le gané a la muerte! 
                                                       Lu   2009

jueves, 9 de junio de 2011

Si me hubieras escuchado


Tampoco me importa el mío
Y por es hoy quiero compartir algunas reflexiones y un corto sobre la violencia doméstica. Es decir, el extracto de un corto, pues  de una duración aproximada  de 20 minutos del original, el único disponible en Internet dura apenas 2.
A saber: “Sinna Mann” (Hombre Enfadado) de la directora Noruega Anita Killi. Sinna Mann, una película sobre secretos que no deberían de serlo. Obtuvo el 1er premio, en el 4 º concurso "Alzando la Voz contra la Violencia Doméstica", llevado a cabo en noviembre del 2010 en México.
Y espero amigos y amigas, que los que conocen de estadísticas y del terrible feminicidio que sucede habitualmente en Ciudad Juarez, no se queden pensando que "eso aquí, en mi país no pasa".
Y, en el caso de violencia doméstica, espero que puedan entender, que el hombre golpeador es un enfermo, y detrás tiene toda una familia enferma, donde los niños viven una situación de angustia permanente, en la cual tienden a creer que son los responsables del enojo del padre, y tienen un terrible sentimiento de culpa, también, por no poder "salvar" a la madre.
Es increíble como  este corto, desde la animación grafica mucho más claro que con palabras, los sentimientos de un niño, víctima de violencia doméstica. Estaría genial, creo, que el ministerio de educación de nación, pudiera conseguirlo, (está disponible en la embajada de Noruega) y pudiera distribuirlo a  los ministerios de cada una de las provincias, y a su vez, estos a cada una de las escuelas de este país, en el que también mueren mujeres cotidianamente, víctimas de violencia, y donde miles de niños no saben que hacer en tan aterradoras circunstancias. Este corto, es alentador en ese sentido, pues el pequeño finalmente comprende que tiene que pedir ayuda, y es eso lo que hace.
Creo que desde la excelente animación, tal vez pueda ayudar a  niños/niñas, a poder hablar de lo que sucede en su casa e iniciar así el doloroso proceso de recuperación.
(Un detalle técnico: sería necesario doblarlo al español, porque si bien el original está subtitulado en este idioma ,  los niños más pequeños no podrían leerlo de todos modos.)
Gracias por leer mi blog, hasta el jueves próximo y ¡Buena vida!
Lu
La frase para mirarse hacia adentro:
     La autenticidad pierde amistades, pero gana amigos.
                                                                                    José Narosky
Acá no zafás
(para eso  me hice “bloggera”, para publicarme...¡así que leé la entrega Nº 17 de la suelta de mis letritas!)  
NOTA: no sé si es pertinente, pero necesito decir que este monólogo está pensado y dicho por una mujer españolísima.
SI ME HUBIERAS ESCUCHADO... 
Y mira que te he dicho José, no vayas esta noche al bar; no vayas. Pero no. Tuviste que hacerlo, como siempre ¡joder! que has hecho en tu vida todo lo que has querido y más.
Te supliqué casi, que te quedaras, que cenaríamos solos, que ya los hijos se han ido...que podríamos ver una película...la que tú eligieras...
¡Pero no! ¡Serás cabrón! Tuviste que salir con la tuya...
Yo había pensado, y deja ya esa risilla irónica donde quiera que estés, había pensado, como tantas veces José, había planificado como y en que momento soltaría mis dudas.
Siempre supe que enredado entre las sábanas, responderías con un susurro casi orgásmico a todos mis preguntas.
¡Y luego si José! Luego podrías haber ido al bar a tomar tragos hasta vomitar olvidos y soledades. Pero no. Saliste justo cuando yo te suplicaba que no lo hicieras, que te quedaras, que teníamos que hablar...Te pusiste el abrigo y saliste sin mas. Te fuiste dando un portazo a mis preguntas, y luego, mira lo que has hecho...así cerraste tu vida...fue tu último portazo. 
Te fuiste, y ahora estoy como siempre –aún después de tu vida- haciendo tu voluntad, contestando preguntas al comisario, al forense, maldiciendo al camionero que te aplastó con su SCANIA a metros del maldito bar. Llorando, hipando y ¡furiosa! escuchando al policía que me aprieta el hombro mientras dice: ¡Es la viuda, pobre mujer, está muy angustiada, es que perder el marido así...” Y luego, como para tranquilizarme nomás el muy idiota agrega...”rutina, Sra., disculpe Usted...ya la dejaremos tranquila...”
¡Joder! Si, lo mejor es que se vayan pronto y me dejen en paz con mi rabia, otra vez te saliste con la tuya maldito cabrón... ¡que se vaya el comisario cara de bodoque! y que se lo crea, que te lloro, que te extraño, que te necesito... ¡que se lo crea y nunca se entere que hacen justo seis meses pusiste tu seguro de vida a nombre de tu amante!

Si me hubieras escuchado anoche, José...si te hubieras quedado conmigo...que rabia José ¡que rabia! Podría haberte contado que el detective que contraté me informó que esa mujer, a la que aseguraste por el resto de su vida, ¡es la novia de un camionero!
                                                    Lu /2009