viernes, 3 de junio de 2022

¿Silencio?

Tampoco me importa el mío 
 ¡Junio! el mes de los días demasiado breves y las noches más largas.
Junio el mes en que -de este lado del mapa- arranca el invierno.
Junio y yo con mi cámara lista no he podido usarla pues no ha nevado lo suficiente.
Y ya me estoy yendo. Seguramente caerá una copiosa nevada cuando yo no esté en Ushuaia.
Como les dije que compartiría fotos de Ushuaia nevada y no lo he podido hacer, al menos les dejo estas de las montañas. Allí sí, en estos días, hay "nieve de verdad".
Las he tomado desde las ventanas de mi casa y no serán buenas fotos pero al menos espero que, a mis amigos y amigas  de España, les sirva para que puedan refrescarse un poco, pues según me cuentan el calor está "apretando" fuerte.

Estaré ausente del mundillo Blogger. No por eso dejaré de leer todas y cada una de las publicaciones de los blogs que siempre visito. Antes de dormir será un buen momento para hacerlo. Me dormiré con sus buenas historias, cuentos, crónicas, fotos y más.
Regresaré, espero, cargada de buena energía, buenas historias para contar y algunas fotos para compartir.
Gracias por pasar. Hasta el viernes 1° de julio, o hasta cuando gusten volver.
 Lu
Esa Musiquita

Acá no zafás:
(por eso me hice “bloggera”, para publicarme...entrega Nº444 de la suelta de mis letritas)
¿Silencio?
No hay silencio
oigo el ronroneo de mi gato
el graznido de un carancho
el patagónico sonido del viento.
Más lejano, el ladrido de unos perros 
muy cerca, en mi vecindario,
oigo a ese niño llorando...
y "barullando" en medio
-desordenadas, caóticas-
irrumpen sin pedir permiso
las voces de mis pensamientos. 

viernes, 27 de mayo de 2022

Misterio nocturno

 Tampoco me importa el mío 
Hacen ya algunas semanas falleció otra amiga mía. 
Es un suceso que me tiene absolutamente consternada por la manera en que ocurrió.
Soy consciente de que la vida es finita, que no sabemos que puede pasar ni siquiera en la hora siguiente. 
Quizás sea ese el motivo por el cual nunca puedo planificar a largo plazo, como ya dije el viernes pasado.
Creo también, y lo pongo en práctica, que lo que uno sueña tiene que hacerlo aquí y ahora. A menos que factores externos nos lo impidan, debemos ir tras nuestros sueños sin pensar en que mejor el año que viene, o mejor cuando junte más dinero, o mejor cuando los hijos y las hijas no me necesiten...
No tengo dudas de que a cierta edad - la que cuentan la mayoría de quienes vienen a visitarme- nos queda menos hilo en el carretel del que ya usamos.
Por eso mismo, la vida es hoy, y no importa la edad que tengas. 
Cierto es que hay un tiempo para todo, pero no es menos cierto que en ese tiempo sea de trabajar, de criar hijos o de estudiar según corresponda, no debemos dejar de lado nuestros gustos personales, los encuentros con las personas que amamos, la risa y la diversión.
Ayyy! Disculpen, otra vez me estoy enredando.
Lo que quiero contar hoy es solamente que mi amiga Adriana, compró con su mejor amiga un viaje a Playa del Carmen, que debieron postergarlo porque apareció la pandemia, que finalmente en el mes de abril pudieron, felices, ir a tan soñado viaje.
Y luego de estar allí disfrutando de unos días estupendos, un atardecer ella llegó al hotel y dijo no sentirse muy bien. Se acostó, la amiga llamó al médico pero mi querida y siempre sonriente amiga nunca más se levantó.
Ciertamente ya quisiera yo morir de esa manera. 
Pero...una cosa no quita la otra y el dolor para su hijo, hija, nietos, nietas y las  personas que la quisimos tanto es punzante.
Por eso amigos y amigas, disfruten del ahora, no posterguen sus sueños, no acumulen cosas materiales, que total nada podrán llevarse de eso al más allá. Solo la satisfacción de haber vivido bien hará que partamos con una sonrisa y no tengo dudas de que así emprendió su último viaje mi amiga.
¡Vuela siempre alto Adriana!
Gracias por pasar. Hasta el viernes próximo, o hasta cuando gusten volver.
Lu
Esa Musiquita en el recuerdo 
Acá no zafás:
(por eso me hice “bloggera”, para publicarme...entrega Nº443 de la suelta de mis letritas)
Misterio nocturno
Cada noche, al regresar a su casa, sentía una extraña sensación en el preciso momento en que giraba la llave en la cerradura.
Imaginaba que alguien aparecía en medio del silencio y la empujaba bruscamente, en el instante en que ella abría la puerta, colándose así al interior de su vivienda.
Este pensamiento se esfumaba casi tan velozmente como aparecía, pero era tan intenso que la dejaba con el pulso acelerado y la respiración entrecortada.
Llevaba casi un mes angustiándose por unos minutos cada noche. Tanto que pensó en llamar a su terapeuta y solicitar una entrevista.
Seguramente, en un par de sesiones,  podría descubrir cual era el motivo real de su miedo, encubierto en ese terror nocturno, que aparecía en el preciso momento de entrar a su casa.
Fue por ese entonces cuando regresó una noche más tarde que de costumbre.
Era una noche de sábado, oscura y con fuertes ráfagas de viento helado. Se sentía lúgubre el barrio,  bajo los chiflidos de esa ventisca arrolladora.
¡Pura Patagonia!, pensó, mientras introducía la llave en su puerta y el terror comenzaba a adentrarse en su mente. Se había olvidado de dejar una luz encendida, lo cual aumentaba su ansiedad y miedo. A punto tal que se le trabó la llave y no podía sacarla de la cerradura.
No podía pensar, ni articular movimiento alguno. Durante esos segundos eternos comenzó a transpirar. Ya casi sin aliento entró por fin y antes de poder cerrar la puerta, sintió que alguien se deslizó a la altura de sus piernas.
Petrificada, quedó en el medio de la sala. Intentó prender la luz, intentó gritar pidiendo auxilio pero no pudo. Sentía una presencia a su lado…muy cerca…si hasta podía oír su respiración…y sentía el aliento a la altura de sus caderas.
Tuvo un momento de lucidez entonces y comprendió que quien quiera que estuviera a su lado, no podía ser humano.
Encendió la luz y lo vio. Allí estaba, el causante de su terror. Sonrió con alivio, en tanto su pulso volvía a la normalidad.
El visitante era un enorme gran danés, oscuro como la noche, con las narices húmedas y los ojos tristes, que para ese entonces se había echado a sus pies como pidiendo asilo.

La despertó la tibieza tímida de un sol de invierno. 
El viento había cesado y nada quedaba de su furia nocturna. Se desperezó y se sintió feliz de haber salvado a ese can, tan enorme como indefenso, de quedar a expensas de la inhóspita noche.
Sonrió al pensar que, al menos ese domingo, estaría acompañada. Por la tarde publicaría en Facebook la foto de “Intruso”, nombre que le dio al gran danés, dadas las circunstancias.
Adormilada aún, bajó lentamente las escaleras y se dirigió al lavadero. Sitio que había escogido para que pasara la noche su huésped.
Es muy silencioso o aún duerme, pensó antes de abrir la puerta y observar, pasmada, que allí… ¡sólo estaban su viejo lavarropas, el tender y los cachivaches de siempre!

viernes, 20 de mayo de 2022

¿Premonición?

 Tampoco me importa el mío 
Semana movidita por cuestiones externas a mi pero no por eso indiferentes.
Domingo 15: elecciones. Decidieron reformar la Carta Orgánica Municipal así que tuvimos que votar para elegir a las personas que trabajarán en ello.
"Veremos veremos y después la sabremos" Mejor confiar que harán una carta orgánica superadora de la que hoy tenemos que fue sancionada en 2002.
Ciertamente el crecimiento de Ushuaia es vertiginoso y seguramente habrá asuntos para modificar.
Y hablando de crecimiento vertiginoso hoy -miércoles 18- es día de Censo Nacional, por lo que acá estoy esperando lleguen los/las censistas. 
Ya me censé digitalmente, así que solo deberé mostrarles el código que me enviaron a tal efecto, pondrán la oblea en mi puerta que indique "vivienda censada" y a otra cosa mariposa.
En medio de estas cuestiones, mi hija me avisa que cambió de trabajo, algo a lo que me tiene habituada. 
Por suerte, cada vez que lo hace es por uno mejor, por suerte siempre queda en excelente relación con quienes hayan sido sus jefes o jefas, por suerte siempre sus trabajos  son con muy buenas condiciones laborales y siempre dentro de la amplia gama de actividades que ella adora.
Sumado a ello me encuentro sumamente congestionada y con un estado gripal que me tiene "dormida" y con bastante menos luces que las habituales lo cual, ya imaginan, es mucho decir.
Y algo más, estoy tratando de organizar mis días ya que en dos semanas más me voy a ir de viaje. 
Iré a ver gente amiga, a primos y primas que pertenecen al subgrupo de "Personas que dan abrazos que abrazan" y eso a mi me hace muy bien.
Estaré unos días en Rosario, otros en Rosario del Tala y algunos en CABA. Pero falta aún y, como ya he comentado alguna vez, soy procrastinadora así que seguramente en los últimos días correré para llegar a tiempo con todo lo necesario.
Y para cerrar estas "Confesiones de invierno" -bueno, ya sé que aun es otoño pero...¡el frio que hace me escarcha las neuronas! y como esa canción me encanta, acepten por favor mi frasecita.
Decía que para cerrar estas "confesiones", y en relación a mi no poder programar, no entiendo como tanta gente puede planificar su vida con 6 meses, un año o más de anticipación.
Se me ocurrió entrar a ver como estaba la venta de entradas para el concierto despedida de Serrat, que SERÁ EN EL MES DE NOVIEMBRE, y ¡están agotadas! 
Cuatro fechas todas vendidas. A razón de unas 15000 personas por concierto (es la capacidad del lugar) quiere decir que por lo menos 60000 personas ya compraron su entradas -que se pusieron a la venta en el mes de diciembre.
¡Por todos los Dioses del Universo! Cómo pueden saber que harán 11 meses más tarde!
Ayyy no podré ir a despedir a mi amado Nano! desde que tenía yo 12 años no le he perdido los pasos y lo he admirado como hasta el presente.
En fin, ya me voy. Espero no haberlos aburrido con mi "bitácora" pero si leyeron con atención sabrán por que no estoy pudiendo pensar para compartir algo menos cotidiano y personal.
Espero al menos que disfruten del tema musical, "Con las alas del alma" de y por la gran Eladia Blázquez,  y del relato breve.
Gracias por pasar. Hasta el viernes próximo, o hasta cuando gusten volver
           Lu

Esa Musiquita en el recuerdo 
Acá no zafás:
(por eso me hice “bloggera”, para publicarme...entrega Nº442 de la suelta de mis letritas)
¿Premonición?
Llegó a ese edificio de departamentos con paso firme.
Decidida, apretó un timbre del portero eléctrico, intercambió un par de palabras, sonó la chicharra, empujó la puerta y entró.
El interior estaba descuidado. Los pasillos, oscuros. Ausencia de lámparas, paredes descascaradas, color verde botella. Todos los rincones olían a fritura. Papeles tirados por doquier y vidrios rotos completaban el decorado interior.
Típico edificio de algún plan de viviendas, abandonado a su suerte al igual que sus habitantes.
Subió por la escalera en penumbras, olor rancio en los rincones, accedió a un botón rojo que, supuso, encendería alguna luz. Al pulsarlo, junto con la tenue iluminación, descubrió esa enorme cucaracha que subía desde el zócalo justo en dirección a su mano. Comenzó a transpirar. Se aceleraron sus pulsaciones…
Gritos y ruidos provenientes de algún departamento. Voz de mujer implorando que no la golpeen más… Niños llorando.
Se apagó nuevamente la luz que ya no intentó encender...aceleró el paso y cuando quiso tocar el timbre en la puerta que tenía una inmensa letra H, pensó que tal vez era alusiva a la H de horror, horrendo, horroroso. 
Entonces no pudo con ello. Dio media vuelta y empezó a correr, subió y bajó escaleras, y ya no supo como salir de aquel laberinto.
Comenzó a sonar una alarma, y sólo cuando logró apagar su despertador se dio cuenta, con alivio, de que todo había sido un mal sueño.
Se duchó, vistió y desayunó en menos de 20 minutos.
Estaba estrenando su título de Trabajadora Social, y su misión era hacer una visita a la casa de Huguito.
Asoció la H del nombre del niño, a la H en la puerta del departamento de su sueño…
Se dirigió hacia la dirección que había apuntado en su agenda.

Llegó a ese edificio de departamentos con paso firme.
Decidida, apretó un timbre del portero eléctrico, intercambió un par de palabras, sonó la chicharra, empujó la puerta y entró.
El interior estaba descuidado. Los pasillos oscuros. Ausencia de lámparas, paredes descascaradas, color verde botella. Todos los rincones olían a fritura. Papeles tirados por doquier y vidrios rotos completaban el decorado interior…

viernes, 13 de mayo de 2022

Aviso clasificado

  Tampoco me importa el mío 
Y como la primer nevada sigue atrincherada en la montaña a falta de esas imágenes pensé que, tal vez, si comparto otras de este mes de mayo se de cuenta de que no es la única que imprime belleza a mi entorno. 
Quizás así, se sienta un tanto celosa y se decida a tapizar de blanco el bosque, mi jardín, la ciudad... 
No soy una gran fotógrafa ni tengo una excelente cámara...
De hecho, cuando miro las imágenes obtenidas tengo la certeza de que el paisaje que veo cada mañana, cuando me despierto, es mucho más colorido y bello.
Pero...¡es lo que hay! Espero que al menos se den una idea de lo que observo ni bien abro los ojos.
Es tan bonito que, aprovechando que amanece recién a las 9, dejo las  cortinas abiertas para poder ver el cielo colorido, al fondo las montañas nevadas, el canal y más acá, muy cerquita, los árboles pintados de otoño...
Comparto y ojalá les guste esta muestra.
Vemos entonces : "Mañanitas de mayo, desde la ventana de mi cuarto" 


  
Gracias por pasar. Hasta el viernes próximo, o hasta cuando gusten volver.
Lu
Esa Musiquita en el recuerdo
Acá no zafás:
(por eso me hice “bloggera”, para publicarme...entrega Nº441 de la suelta de mis letritas)
NOTA: El texto de hoy, en formato aviso clasificado, surgió hace varios años en reunión de mujeres solas...Muchas más cosas se dijeron en ese momento pero, si las hubiera escrito, debería publicarlas bajo condiciones de "advertencia de contenido sensible"😊
Por cierto, ya lo he publicado en 2017...verán, si lo vuelvo a publicar... 
Bueno, pues sí,¡¡ no ha dado resultado!! 😮
Aviso clasificado
Tengo: 
los años que quieras, los que siento, los que muestra el espejo, no importa qué leas en mi documento.

Tengo:
memoria ancestral, dolores ocultos, fugaces momentos de felicidad.
Una hija, una colección de amores imperfectos y la pulsión de siempre: volar...

Esa es mi dote.

Ofrezco:
Una promesa de amor en suspenso, amistad,  risas cada día, sábanas revueltas-buen sexo-
complicidad, mucha alegría.

Solicito: Lo mismo que ofrezco o propuesta superadora. 
Buen humor y compañerismo INDISPENSABLE.


Espero:
propuestas...
Con mucho respeto.
                                 Lu Ciérnaga

viernes, 6 de mayo de 2022

Haikus encadenados con el destino

   Tampoco me importa el mío 
A falta de fotos de Ushuaia nevada, habida cuenta de que la nieve se resiste a bajar a la ciudad, he decidido mostrarles fotos de la milanesa más grande del mundo.
¿¿¿¿ ????
¿Y por qué se le ocurre esto? Se estarán preguntando.
Es que todo tiene que ver con todo y como para darle un hilo conductor a estas desordenadas crónicas "vierneras" les cuento que, en mi país, el 3 de mayo se celebra "EL DÍA DE LA MILANESA"
Justamente ese día escuchaba yo la radio, como cada mañana, y allí me enteré del evento cuando la locutora anunciaba las efemérides.
Luego, mirando un noticiero nocturno, vi que en Luján (Bs.As.) habían realizado la más grande milanesa del mundo.
Y supe que sería el tema para compartir con ustedes. 
Continúo de algún modo con los tópicos de la semana pasada, les muestro algunas fotos, aunque no propias, y seguimos sonriendo como para dejar de lado momentáneamente tanta crisis dando vuelta en este mundo.
En principio decirles que, buscando info sobre este día "tan sabroso", me enteré que surgió a través de un grupo de "fanáticos de la mila" en Facebook. No he logrado saber a partir de que año lo han instalado Solo leí que sucede desde hace "pocos años"
Supe también que en varios bares y/o restaurantes ofrecen descuentos a quienes la solicitan en su día festivo. Supongo que eso sucede solo en Bs. As. pero no tengo la certeza. Voy a averiguar en mi ciudad por si acaso...
Y respecto a la "Milanesa más grande del mundo" midió 3 metros de ancho por cuatro de largo, pesó 926 kg. 
Se usaron: 580 kilos de carne de nalga, 420 kilos de pan rallado, 50 kilos de muzzarella, 50 kilos de jamón y 100 litros de salsa de tomate.
La preparación contó con la dirección de un conocido chef argentino y  20 cocineros.
Se fritó en 2.000 litros de aceite a una temperatura de 140 grados. 
Degustaron la "mila" alrededor de 1500 personas que fueron a presenciar el evento que se realizó en la plaza, frente a la basílica de Luján.
Les dejo unos vídeos para no aburrirlos más con tantos datos técnicos 
         
Y algunas fotos extraídas de "Google imágenes" 
  
Para finalizar esta "crónica milanesera" voy a decir que se pueden comer a la napolitana, a caballo, a la suiza, con limón, en sandwich, por nombrar alguna de las tantas variedades. Fritas o al horno. Y acompañadas de puré, ensaladas o papas fritas. 
O sin guarnición. Por ejemplo, una contundente mila a la napolitana.
¿Y a vos te gusta la "milanga"? ¿Cuál es tu preferida? 
¡Ojalá hayan disfrutado de esta "entrada con mucho sabor"!
Gracias por pasar. Hasta el viernes próximo, o hasta cuando gusten volver.
 


Lu
           Esa Musiquita en el recuerdo
NOTA: desde los 80 me identifico totalmente con este tema. 
Increíble composición de la inolvidable María E. Walsh. Aun me emociona escucharlo por cualquiera de los/las intérpretes que siguen entonándolo. 
Me fue muy difícil escoger una versión. Sandra Mianovich, Lula Bertoldi, la Negra Sosa, la autora del tema...(por nombrar algunas)
¡A cual mejor! Finalmente me quedé con la del inolvidable, para mi, Cuarteto Zupay
Acá no zafás:
(por eso me hice “bloggera”, para publicarme...entrega Nº440 de la suelta de mis letritas)
Haikus encadenados con el destino
Algo pasará
me estoy entumeciendo.
Llega el invierno.

Las hojas caen
también del calendario…
La vida pasa

Miro a los ojos
expreso mis sentires
lloro en silencio

Los veo en sueños,
regresan del más allá.
Fuerte me abrazan

Guardo para mi
el dolor que me aqueja
Pa’ fuera… ¡risas!