martes, 21 de mayo de 2024

Despidiendo a mi mamá

Tampoco me importa el mío
Hoy llego de modo imprevisto, para reflexionar sobre la muerte. De las sensaciones y sentimientos que tiene cada quien al respecto. 
Ya sé que  dije que  no publicaría hasta el 14 de junio pero...  el domingo pasó la Parca abrazó a mi ma y se la llevó con ella. 
Entonces...los amigos, las amigas, los parientes, la gente en general tal vez tengan en su imaginario que los deudos deben llorar hasta quedarse sin lágrimas, asistir a un velatorio, desarmarse en el dolor cual rompecabezas revoleado por el aire, poner flores en un cementerio...
Sin dudarlo digo que la muerte de un ser querido causa tristeza infinita, las muertes injustas dolor y mucho más, la de los hijos..¡ ni siquiera me atrevo a pensarlo! 
Pero
cuando uno acepta que la muerte es parte de la vida y que  la persona que fallece ya la vivió y con creces, bueno pues, en ese caso creo que deberíamos despojarnos del egoísmo de querer que alguien siga poniendo sus pies sobre esta tierra y dejar que partan en paz del mundo de los vivos.
De todas maneras, y para no caer en lo estrictamente personal, digo a modo de generalidad, cuando una persona ya vivió más de 90 años - mi mamá tenía 99- y su salud física está resquebrajada,  su estado emocional está en la cuerda floja, o la tristeza empieza a ser parte de su cotidiano, cuando algo de eso o todo a la vez, le sucede a un ser que amamos...
¿Está mal pensar que lo mejor que puede pasarle a ese Ser es partir? Y luego, creo que lo mejor que podemos hacer, los que nos quedamos, para sobrellevar la tristeza del adiós, es buscar los mejores recuerdos, sus gustos, sus torpezas, sus mejores momentos y honrar su partida como cada quien crea que es la mejor manera de hacerlo.
Y  ¡YA! El tren del tiempo sigue su marcha, y nosotros somos sus pasajeros.
Por eso permítanme, en este martes, esta intro a modo de homenaje a mi Madre, Victoria Fernández Inciarte de Porta, o "Allons" y este saludo como final, que lleva mi más absoluta convicción, porque CREO EN ELLO:
¡Chau Ma! Al fin te libraste del cuerpo. Te saludo con todo mi amor , adonde quiera que estés
  

Hecho este homenaje a mi mamá, ahora si me despido hasta el viernes 14 de junio, o hasta cuando gusten volver.
                                                                                                                     Lu

15 comentarios:

  1. Lu, querida un beso y fuerte abrazo, en estos momentos, pero lo has dicho muy bien, tu mamá vivió su vida y su cuerpo tenía ganas de descansar y asi lo hizo.
    Desde donde este te estará protegiendo hasta tus últimos días. La mia hoy hace 17 años que voló.
    Un besote y descansa, disfrtua y vive tu vida, con tu gente bella. Más besos.

    ResponderBorrar
  2. Tu mamà descansa en paz, a veces se hace pesado vivir tantos años cuando nuestro cuerpo no responde. Vaya un abrazo fuerte y mi cariño.
    mariarosa

    ResponderBorrar
  3. Lo siento mucho. Pero las personas que amamos y se van. Siempre esta en nuestro corazón. Te mando un abrazo.

    ResponderBorrar
  4. Gracias Campi, Maríarosa y Citu.
    Las palabas cálidas son siempre una caricia al alma.
    ¡Muchas gracias a las 3!
    Besos

    ResponderBorrar
  5. Entiendo muy bien lo que dices querida Lu, ya tu mamita descansa tranquila. Pienso que a través de los recuerdos que nos dejan siguen estando cerca nuestro y habitan en nuestro corazón.
    Te dejo un abrazo grande

    ResponderBorrar
  6. Lu, te mando un abrazo muy sentido y sincero. Esa es una experiencia muy dura. Pero siempre queda su recuerdo y tantísimos momentos compartidos. Mucho ánimo, querida Lu.

    ResponderBorrar
  7. Hola Lucia, no tengo mucho para decir. Me enteré varios días después. Al margen de todo lo que implica el duelo, comparto con vos tu opinión de que debemos dejar de lado el egoísmo y asumir la partida de alguien que ya ha vivido mucho y su condición física no es buena. Quizás ese alguien esté deseando descansar. Un abrazo y hasta el 14 de junio.

    ResponderBorrar
  8. Abrazo grande, Lu. Gran sabiduría comunica tu sentimiento puesto en palabras. Me pasó cuando estaba perdiendo a mi vieja en el 2017 que en medio del dolor me surgió la comprensión de que puesto que ya nada podía hacer la medicina, puesto que no había nada que nadie pudiera hacer para mejorar su condición pese a los esfuerzos por darle calidad de vida , lo mejor era (por ella misma que padecía verse así, sentirse así, deteriorándose) que la dejáramos partir... agradeciéndole siempre y recordándola como la gran madre ejemplar que tuve la buena fortuna de tener.
    Abrazo hasta vos, Lu. De corazón.


    ResponderBorrar
  9. Cecilia, Evy, Diego y Carlos, muchas gracias a los 4.
    Ya estoy en 25 de Mayo, en la casa de mí "hermanito de chupete" y mí "cuñada"
    Beso

    ResponderBorrar
  10. Lu, primero, mi abrazo. Ese que consuela.
    Segundo; coincido totalmente contigo.
    Toda pérdida, mayor aún nuestros padres o hermanos y como dices muy bien, ni pensar en los hijos... eso es intransferible.
    La ley universal marca que en la vejez se trasciende. Tener a tu mamá hasta su longevidad seguro ha sido una bendición.
    Descansará en paz.
    Con cariño; Grace.

    ResponderBorrar
  11. Siento mucho tu dolor apreciada Lu, igual que comparto tu forma de pensar sobre la muerte al ciento por ciento.
    Un cariñoso abrazo, amiga.

    ResponderBorrar
  12. Muchas gracias Grace y Manuel.
    Va un abrazo cálido hacia ustedes

    ResponderBorrar
  13. Lu, amiga querida, te abrazo en la distancia.
    Conocí la noticia a través de las redes sociales donde también te sigo y te he dado mis condolencias.
    Es dolorosa la despedida de los seres amados. Se siente un desgarro interior inmenso.
    Tu mamá vivió muchos años y seguro han sido fructíferos. Llega un momento que hay que dejarles marchar.
    Besos.

    ResponderBorrar
  14. Un gran abrazo, saludos, que bonita reflexión, grande y amoroso pensar...buen viento y buena mar para el viaje a tu madre!

    ResponderBorrar
  15. Maripaz y Alonit, muchas gracias a ambas por la calidez de sus palabras.
    Va mí abrazo

    ResponderBorrar